Inicio Rumbo al Mundial Rumbo a Rusia 2018 Homenaje, algarabía y buen fútbol, así se despidió la Sele

Homenaje, algarabía y buen fútbol, así se despidió la Sele

724
0

Una mañana calurosa se asomaba en el país, desde las primeras horas las camisetas rojas ya se hacían presentes en los alrededores del magnífico Estadio Nacional; una afición motivada, con ganas de entonar el Himno Nacional, de rendir homenaje a los encargados de representar a todo un país en el mundial de Rusia 2018 y sobre todo a un personaje en especial, Keylor Navas, el embajador de Costa Rica, el guardián de los tres palos de la tricolor, el que lo ha ganado prácticamente todo defendiendo el arco del Real Madrid. Un personaje que, sin duda, fue el principal protagonista de la despedida de la Sele, y por el que muchos fueron a la última cita en suelo nacional de cara al mundial.

Al pitazo inicial los 22 protagonistas tenían claro lo que querían; por un lado Irlanda Del Norte quería dejar una buena impresión por la región ya que venía de empatar en Panamá, y aunque no contaba con su cuadro estelar, la idea era ganar. Por otra parte, la Selección Nacional deseaba montar una fiesta de buen fútbol y lo logró: los 35 mil asistentes presentes y todo un país en general catalogaron como una despedida soñada, y que nos motiva previo a la Copa del Mundo.

En el minuto 29 aparecería el primer gol del partido. Johan Venegas, respondió a la confianza del técnico Oscar Ramírez, quien ha apostado por él en todo momento, el jugador celebró de rodillas, con la mirada hacia el cielo. ¡La Sele iniciaba bien!

En medio de la celebración el “Macho” decidió sacar a Keylor Navas, y de inmediato los aplausos se volcaron hacia él. Los asistentes se pusieron de pie, gritaron por todo lo alto el nombre del arquero, reconocieron los logros y dejaron en claro lo orgullosos que se sienten, no solo por los títulos obtenidos en su club, ni por ser un embajador del país, si no, por ser ese hombre de fe, que en España y el mundo ha exaltado el nombre de una nación completa, y que ha llevado el “Pura Vida mae” hasta lo más íntimo del camerino del Real Madrid.

En el segundo tiempo la Sele inició con el pie en el acelerador, liquidó el juego y desató una verdadera fiesta en las gradas. En el primer minuto del complemento y tras una grandiosa jugada de Daniel Colindres, Joel Campbell se encargó de mandar el balón al fondo de los cordeles y ampliar la diferencia en el marcador.

La Nacional quería más, sabían que el contrincante estaba cansado y continuaron al ataque. Al minuto 66 Francisco Calvo le dio tintes de goleada al amistoso, Costa Rica había cumplido con las expectativas que tenía el país.

¡Adiós Costa Rica! Con este juego la Selección Nacional pone punto final a su preparación en suelo tico. Durante tres semanas afinaron las armas para hacerle frente a una justa mundialista, donde aspiran a repetir y superar lo realizado en Brasil 2014.

Se van como los grandes, con la motivación al tope, con un país feliz que les desea, a miles de kilómetros, los mayores éxitos.