Inicio Figuras Gentegol La historia de superación de varios cracks mundiales

La historia de superación de varios cracks mundiales

65
0

Miles de niños de todos los rincones del mundo viven ilusionados con llegar a ser uno de los mejores jugadores de fútbol del planeta. En la mayoría de los casos ese sueño nunca llega a cumplirse, pero para algunos privilegiados la fantasía se convierten en realidad.

Estos son algunos de los casos más famosos de futbolistas a los que este deporte les ha cambiado la vida.

Carlos Tévez

Nacido en el peligroso barrio de los suburbios de Buenos Aires conocido como “Fuerte Apache”, el argentino tiene una de las historias de superación más asombrosas del mundo del fútbol.

Tras morir su padre biológico Juan Carlos Cabral asesinado a balazos, Carlos Tevez creció con sus tíos Segúndo Tevez, como figura paterna, y Adriana Martínez, hermana de su madre biológica Fabiana víctima de graves problemas de alcoholismo, como madre adoptiva.

Tevez comenzó a escribir su historia en el mundo del fútbol el día en que Norberto Propato, entrenador del fútbol infantil del club All Boys de Buenos Aires, llamó por segunda vez a la puerta del albañil Segundo Tevez para insistir en llevar a su hijo adoptivo Carlos a jugar con él, tras ver su habilidad dando patadas a una piedra.

“No te lo puedo dejar, porque no tiene zapatillas para jugar“, le decía entonces un paupérrimo Segundo Tevez tras la insistencia de Propato.

Después de sus inicios en el Club Atlético All Boys militó en el Corinthians brasileño, en los clubes ingleses del West Ham, Manchester United y Manchester City y en la Juventus de Turín entre otros.

El 28 de diciembre de 2016 fichó por el Shanghái Shenhua de China con un contrato de dos años y 80 millones de dólares que le convirtió en el futbolista mejor pagado, posteriormente volvió a Boca Juniors de Argentina donde se mantiene como uno de los estandartes del club xeneize.

Ángel Di María

El delantero del PSG llegaba a los entrenamientos con las manos negras. Hijo de una familia humilde, su padre, Miguel, embolsaba carbón para sacar a su familia adelante. Di María ayudaba a su padre a cargar bolsas de leña y carbón antes de ir a entrenar.

Fue su madre Diana, quien le matriculó en El Torito, el club de futbol de su barrio, La Cerámica, donde con solo 6 años comenzó a destacar. En apenas unos años el joven Di María cambió la séptima división argentina por la primera.

En el 2007 ya estaba en el Benfica y el Real Madrid le fichaba en 2010, con el club blanco tuvo sus mejores años, luego pasó por el Manchester United inglés y hoy en día brilla con luz propia en el PSG francés.

Cristiano Ronaldo

Nacido en la pobreza de Funchal en Madeira (Portugal), Cristiano Ronaldo ha pasado de dormir en una vivienda social a ser la gran estrella del fútbol mundial que es hoy en día.

Su padre, Dennis Aveiro, fallecido en 2005 por una crisis renal, era alcohólico y la situación en su casa era muy complicada y de delicada pobreza, por lo que pasaba la mayor parte del tiempo en la calle jugando al fútbol.

Tras comenzar en el Andorinha se unió al Nacional de Madeira y después al Sporting de Lisboa. Después de su paso por el Manchester United llegó al Real Madrid donde se ha convertido en una de las leyendas blancas; ahora empieza a despuntar con la Juventus de Turín.

Finalmente el crack portugués consiguió cumplir la promesa que se hizo de pequeño: sacar a su familia de la pobreza.

Alexis Sánchez

El jugador del Manchester United nació en Tocopilla, Chile, una ciudad conocida como “El rincón del diablo” donde las expectativas laborales se reducen a la minería o la pesca. Los habitantes más pobres, como era el caso del jugador, suelen caer en problemas de alcohol y drogas.

Su madre, Martina, era madre soltera y sacaba adelante a Alexis y sus tres hermanos, que vivían con ella en una casa hecha de adobe y madera trabajando como limpiadora.

Cuando Alexis cumplió 8 años el hermano de su padre biológico le pidió a Martina llevárselo a vivir con él y su mujer a Rancagua para participar en la escuela de fútbol del Universidad Católica.

El joven jugador no se adaptó y a los pocos meses regresó a su hogar, tras tratar de ganar algún dinero limpiando coches y sin medios para estudiar vio en el fútbol la llave para salir de la pobreza.

En 2003 el Cobreloa se lo llevó a su escuela de fútbol de Santiago de Chile y el resto es una historia ya por todos conocida.

Ronaldinho

Nacido en la localidad brasileña de Porto Alegre, Ronaldinho proviene de una familia de origen humilde, y fue su hermano Roberto quien le inculcó el amor por el fútbol.

Roberto pronto vio el potencial del pequeño y se retiró de la práctica profesional de este deporte cuando Ronaldo comenzó a destacar para poder dedicarse así a ser su manager.

De orígenes sencillos su padre falleció en un trágico accidente en una piscina cuando el jugador tenía tan solo 8 años.

Su carrera profesional empezó en 1997 en el Gremio Porto Alegre. Ese mismo año se proclamó Campeón del Mundo y máximo goleador con la selección Sub-17 de Brasil.

En el año 2001 deja Brasil para fichar por el Paris Saint Germain pero los problemas administrativos y con el entrenador hacen que en el verano del 2003 el jugador se vaya al FC Barcelona que le ficha por 25 millones de euros, club del que ahora mismo es embajador.

Sergio Agüero

“Yo soy el segundo de siete hermanos. Mi papá conducía un coche y mi mamá era ama de casa. Vivíamos con menos de tres euros por día”, recordaba Agüero cuando llegó al Atlético de Madrid.

Nacido en Villa Itatí fue descubierto por el periodista Eduardo Motoneta González que le ayudó a llegar, con solo 8 años, a las categorías inferiores del Independiente tras ser convencido por el padre del pequeño de que fuera verle jugar.

Su equipo actual es el Manchester City de la Premier League de Inglaterra y es uno de los jugadores mejor pagados del mundo.

Luka Modric

El centrocampista del Real Madrid vivió la Guerra de Croacia, que llegó hasta la pequeña aldea donde vivía con su familia de la cual se vieron obligados a huir cuando estalló el conflicto en el año 1991.

“Luka vio con sus propios ojos cómo mataban a su abuelo. No tuvieron otra opción que huir a Zadar para no ser asesinados a través de los bosques y las montañas”, explica Josip Bajlo, director deportivo del NK Zadar

En Zadar Modric se alojaba con su familia en el Hotel Kolovare, lugar donde se divertía jugando al fútbol con otros chavales de sus edad. Los empleados del hotel fueron quienes llamaron al club para que vieran su gran talento.

Juega para el Real Madrid, es el capitán de Croacia… ¿Qué más se puede pedir?”, comenta su exentrenadoer Robert Botunac. Y agrega: “Ha habido obstáculos en su vida, siempre los ha superado. Eso demuestra lo grande que es”.