Inicio Figuras Gentegol Las estrellas del fútbol que de niños se tomaron fotos con sus...

Las estrellas del fútbol que de niños se tomaron fotos con sus ídolos

97
0

¿Quién de niño no tiene una imagen con uno de sus ídolos? Ya sea un personaje del deporte, de la música, de la política o de cualquier ámbito, lo más probable es que si has tenido la posibilidad de cruzarte con la persona que admiras, te has tomado una fotografía.

Con el correr de los años quizás esa idolatría se haya apagado o haya encontrado un lugar más alejado de tu día a día, pero, ¡de estos famosos ninguno se salva de su imagen de niño al lado de una gran figura! A continuación las imágenes.

Las figuras de Argentina y Brasil

Ellos no fueron contemporáneos en las selecciones de Argentina y Brasil, a pesar de la gran rivalidad futbolística que han mantenido históricamente estas dos naciones, Maradona no dudó en abrazar a un niño de nombre Neymar Jr.

Fieles al Aleti

Los simpatizantes del Atlético de Madrid deben estar lagrimeando al ver esta fotografía en la cual uno de sus ídolos máximos, Fernando El Niño Torres se para detrás de cuatro jóvenes que realizaban las inferiores del club de Madrid.

Lo sorprendente es que uno de ellos (el segundo contando desde la derecha) y a quién Torres agarra con su brazo izquierdo, es Koke, el mediocampista que luego sería pieza fundamental para el club en un futuro. Koke hasta llegó a compartir equipo con su ídolo Torres.

Una figura con una promesa

La etapa de Luis Suárez en el Ajax quedó marcada como la que le brindó la posibilidad de volverse reconocido mundialmente. De allí pasó al Liverpool de Inglaterra y luego al Barcelona. Cuando el uruguayo daba sus primeros pasos en Holanda, un joven Matthijs de Ligt se fotografió con él.

David y Harry

Lo que significó David Beckham para el fútbol inglés es conocido por todos, pero también su figura es tan grande que los niños se le acercaban (y acercan) para retratar un momento junto a él.

Curiosamente, en el 2003, uno de los niños que se acercó al volante para sonreír a su lado fue Harry Kane, el goleador del Tottenham Hotspur y actual atacante de Los Leones. Sí, el del pelo rapado.

Como dato adicional y curioso, la niña que aparece a la derecha de Beckham, es la hoy esposa de Kane, Katie Goodland.

Dos potencias holandesas

El poderío del seleccionado holandés no podría explicarse en su historia sin la aparición de Patrick Kluivert y Marco Van Basten. El pequeño que brilló en el Barcelona con su cabellera afro pudo coincidir con la leyenda goleadora Van Basten en Ámsterdam.

Ambos fueron dos animales del área, Kluivert es el tercer máximo goleador en la historia de su seleccionado con 40 tantos en 79 encuentros, mientras que El cisne de Utrecht registró 24 tantos en 58 cotejos.

¿Una imagen que servirá en un futuro cercano?

Los clubes de fútbol suelen recurrir a los sentimientos de un futbolista para lograr ficharlo. Desde atenciones especiales para su familia o quizás tener la chance de sumarlo al club de sus amores cuando eran chicos, son algunas de las herramientas que poseen.

Cierto es que cuando apareció esta foto, los simpatizantes y dirigentes del Real Madrid comenzaron a frotarse las manos. Es que Kylian Mbappé, una de las últimas estrellas que ha dado el mundo del fútbol es fanático del Real Madrid, y se tomó una imagen con Cristiano Ronaldo cuando éste aún representaba al club merengue. La vida llevó a que el francés se enfrentara al luso.

Croatas y del Real Madrid

No son muchos los futbolistas croatas que se hayan destacado tanto como para jugar en el Real Madrid. Mucho menos lo son aquellos que alcanzaran ser parte de la Casa Blanca y también de su seleccionado nacional. Dos de ellos fueron fanático e ídolo para luego ser compañeros.

Mateo Kovacic ni siquiera alcanzaba las dos decenas de años cuando pudo retratar el momento en el que se cruzó con Luka Modric en el Dinamo de Zagreb de Croacia. Ni se imaginaría que con el correr de los años compartirían selección y hasta ¡el mediocampo del Madrid!

Un rompe redes

El pequeño que se ve a la derecha de la imagen con camisa roja es Danny Welbeck, el futbolista que se desarrolló en el Manchester United y que luego acabó en el Arsenal de la liga inglesa.

Una de las figuras a la cual admiraba Welbeck es Ruud Van Nistelrooy, el histórico goleador de Holanda, Manchester United y Real Madrid. Si bien estos dos no coincidieron por años en el los Diablos Rojos, el holandés pudo enseñarle algunos secretos al Welbeck de 12 años.

Dos de los máximos ídolos xeneizes

Boca Juniors es uno de los dos grandes de Argentina pero además es de las instituciones más relevantes a nivel mundial. Y dicha importancia se dio gracias a los grandes planteles que supo exponer. Y si de jugadores se trata, sin duda que Juan Román Riquelme y Carlos Tévez fueron dos de las grandes figuras.

Si Riquelme era joven en aquella imagen, imagínense los pocos años que tenía el Apache Tévez cuando era juntabolas de Boca y pudo fotografiarse junto a su ídolo.

En el Barcelona también ocurre la transición ídolo-amigo

No había manera de que el fotógrafo que inmortalizó esta imagen pudiera saber que en aquel instante estaría capturando a dos de las leyendas del Barcelona. Y mucho menos se imaginaría que el joven Pep Guardiola estaría pidiéndole la camiseta a Víctor Muñoz, una estrella del Barcelona a la cual con el correr de los años superaría.

Por entonces, el laureado entrenador ex Barcelona era el juntabolas en el Camp Nou y Muñoz jugador del culé, desde 1981 a 1988.

El entrenador fuera del campo y el de dentro del campo

Seguimos con Guardiola, su etapa en el Barcelona es recordada por el juego que supo desplegar su equipo al igual que los títulos que consiguió el catalán. Él ya era un símbolo de los culés antes de convertirse en aquel entrenador que luego lo conseguiría todo, pero no hubiese sido lo mismo sin Andrés Iniesta.

El cerebro Iniesta fue quien interpretó a la perfección la idea del nacido en Santpedor pero también quien idolatraba desde niño a Guardiola. Por su posición en el campo y sobre todo por su manera de ver el fútbol, marcan un mismo camino.