Inicio Figuras Gentegol David Villa y Unai Emery por los “niños sin compañía” de Estados...

David Villa y Unai Emery por los “niños sin compañía” de Estados Unidos.

73
0

Apenas 24 días en Estados Unidos y no hablan inglés, solos, sin sus padres ni hermanos, tristes y sin entorno familiar, han encontrado en el fútbol un aliado que les protege. Son los niños sin compañía. Los ‘unaccompanied minors’ por los que clama parte de la sociedad norteamericana, en desacuerdo con la política de inmigración de Donald Trump, presidente actual, que permite la disolución de núcleos familiares y deja desamparados a los menores.

Estos niños tienen un oasis en sus duras vidas gracias a la Academia DV7 (David Villa), que ha suscrito un acuerdo con dos ONG americanas -Hispanic Federation y Mercy First- para que, de forma gratuita, estos niños solitarios y otros hispanos de familias sin recursos en el área de Queens puedan recibir clases gratuitas por parte de entrenadores españoles de alta cualificación. Villa dejó huella dentro y fuera del campo tras cuatro años en Nueva York, y hoy más de un millar de jóvenes aprenden fútbol con técnicos ibéricos en sus academias de Westchester, Astoria, San Diego y Puerto Rico.

Hace poco, los niños acudieron a entrenar por tercera vez, y se llevaron la sorpresa de sus vidas. En medio de uno de los barrios más conocidos de la Gran Manzana, se levanta un espacio donde el fútbol va tomando forma. De repente, empezaron a recibir instrucciones desde la banda de un entrenador muy activo. Unai Emery, gran amigo de Villa, al conocer la iniciativa del Guaje quiso dedicar parte de sus vacaciones a entrenar con estos jóvenes tan necesitados de estímulos positivos y de un sueño por el que luchar. Una charla en inglés, francés y español combinados para que los niños le entendieran al completo… y a jugar.

“¿Es usted Emery de verdad? Soy del Barça, pero me encanta usted como entrenador”, preguntaban dos niños de Honduras. Los pequeños no daban crédito ante quién les explicaba su entrenamiento semanal. Emery veía como muchos de esos niños (algunos de origen en antiguas colonias francesas que no hablaban ni inglés ni español) prácticamente le pellizcaban para ver que era real. Un chico llegado de Martinica quería una fotografía con él, mientras le preguntaba por qué no volvía al París Saint Germain para entrenar a su ídolo Neymar.

Unai Emery, entrenador español del Arsenal, visitando los niños sin recursos de queens en NY acompañado de la gente de las escuelas de David Villa.

El actual entrenador del Arsenal disfrutó con ellos. Tras una temporada marcada por la presión, este tipo de cosas te hacen volver a la relidad. Emery se lo pasó en grande y fue genio y figura. “La verdad es que son historias duras. Son chicos que al principio son desconfiados, porque se sienten solos pero poco a poco ves como a través del balón van sonriendo y tejiendo amistades. Creo que esta iniciativa tiene un valor descomunal para que recuperen la alegría que nunca debe perder un niño”.

Otro grupo de pequeños, acompañados por sus padres, se sumó al entrenamiento. Celular en mano, las familias latinas de clase trabajadora inmortalizaban cómo todo un entrenador de la Premier, con diez títulos oficiales conseguidos y siete finales europeas disputadas, enseñaba a sus hijos a jugar al fútbol. El gesto de Emery fue muy apreciado por los medios y las autoridades locales. Para los estadounidenses, este tipo de cosas es algo más que un gesto. Lo asumen como una labor social de valor incalculable, especialmente teniendo en cuenta los tiempos que corren y la administración que lidera la Casa Blanca.

Seguro que en la Gran Manzana muchos seguirán con sus prisas y sus miserias, pero el rato que Unai dedicó a los niños sin recursos en Queens no se va a olvidar fácilmente. Un diez para el técnico del Arsenal, que ha dibujado hasta ahora una carrera de Lorca a Londres, pasando por Almería, Valencia, Moscú, Sevilla y París. Un diez para el ‘coach Emery’.